Esquema-Rari.jpg

Comparte

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
Región del Maule

Proyecto

Rescate de Artesanas del Crin

La artesanía del Crin que se realiza en este poblado de la comuna de Colbún, es única en el mundo. El apoyo de Servicio País a las organizaciones de artesanas ha sido fundamental no sólo para reactivar la actividad cuando ha atravesado momentos críticos, sino para que esta sea hoy reconocida como un Tesoro Humano Vivo.

 
Rari es uno de los sectores de la zona cordillerana de la región, ubicado en la comuna de Colbún. Dentro de sus principales recursos se encuentra la cultura y las tradiciones propias de la ruralidad, puesto que la principal actividad económica es el turismo (lagos, ríos, termas, fiestas costumbristas y religiosas). Las prácticas artesanales de la lana en Quinamávida y del tejido en Crin de la localidad de Rari, son las más características.


La zona de Rari está aislada del resto de la comuna y entre esos hermosos cerros vive una comunidad pequeña y solidaria, donde la artesanía del Crin es una de las principales vocaciones de las mujeres. La historia de Servicio País junto a esa comunidad data de 1999 a petición del municipio. Desde la oficina de PRODESAL, Servicio País apoyó tanto la producción agrícola local como el fortalecimiento de esta actividad artesanal, porque vio en ella una oportunidad para el desarrollo turístico. 
Las artesanas tenían precarios canales de comercialización que no otorgaban un justo valor a esta delicada artesanía y además existían condiciones que estaban debilitando la actividad: la existencia de intermediarios que ofrecían precios muy bajos, la desintegración entre las artesanas, las obligaciones de tener que hacerse cargo del cuidado del hogar y los hijos, el desinterés de las nuevas generaciones por aprender el oficio y la falta de organización que no les permitía optar a oportunidades como grupo. 


Servicio País logró que aceptaran la idea de trabajar organizadamente y así nació la Agrupación Maestra Madre. Desde este hito, los profesionales apoyaron la formalización legal de la actividad y la posterior postulación de diversos proyectos. El más importante, que pudiesen contar con una sala de ventas. Tras esos primeros años, Servicio País retomó el trabajo con las artesanas del Crin en 2010, esta vez con el objetivo de llevar el valor de la artesanía a la región y al país. Gracias a un convenio con el entonces Consejo de la Cultura y las Artes, el equipo consiguió importantes logros en cuanto a reconocimientos. Uno de los principales, que además trajo consigo la conformación de la nueva agrupación, las "Artesanas de Rari", fue la postulación que hace Servicio País y luego la declaración de las artesanas como Tesoro Humano Vivo. 


El equipo Servicio País trabajó en entregar herramientas tecnológicas para que las artesanas mejoren sus ventas, las capacitó en inglés, logró que pudieran comprar juntas la materia prima en el extranjero y está impulsando la mezcla de la técnica del crin con orfebrería, entre otras acciones. El reconocimiento a las artesanas causó tal impacto a nivel comunal que el World Crafts Council reconoció a Colbún como Ciudad Artesanal del Mundo. 


Fortalecer la organización, sumar nuevas generaciones en el oficio, lograr importantes reconocimientos y exportar sus productos, entre otros avances, son los resultados que hacen que las artesanas del Crin se sientan orgullosas de realizar este trabajo único en el mundo.