Esquema-Chimbarongo.jpg

Comparte

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
Región de O'Higgins

Proyecto

Manos de Mimbre

Chimbarongo es la comuna que presenta mayores indicadores de pobreza multidimensional de la región (27%) y en el caso de los artesanos, dada la naturaleza de su trabajo, están desprotegidos de salud y previsión social puesto que es un oficio independiente y muchas veces, informal. Este tipo de artesanía llegó a un punto de devaluación que casi hizo desaparecer el sentido colectivo que históricamente había tenido. 

 

Servicio País llegó a trabajar a Chimbarongo en 2013 con un colectivo de 18 artesanos, pero su trabajo se expandió a más artesanos que en varias ocasiones terminaron participando  de las actividades del programa. Uno de los primeros objetivos del equipo de profesionales fue promover el reconocimiento del trabajo artesanal del mimbre por parte de los mismos artesanos y de la propia comunidad. Por ello, se trabajó en impulsar espacios de visibilidad tanto de la actividad como de su valor patrimonial, de comercialización y fomento desde la lógica del comercio justo; así como en incentivar el trabajo asociativo. Había que reconstruir la confianza. 

 

El primer año de Servicio País en Chimbarongo culminó con el reconocimiento de los artesanos Rodolfo Castro y José Muñoz como Maestro Artesano Contemporáneo por parte del CNCA en 2013, a partir de la postulación hecha por el programa. Los logros y confianzas estrechadas de ese primer año, generaron una ruta virtuosa de revaloración del oficio, de ganas de trabajar en forma asociada y los sueños de avanzar hacia un futuro visible. 

 

La exposición "Manos de Mimbre" impulsada por Servicio País gracias a un convenio tripartito en conjunto con el Consejo Regional de la Cultura y el municipio, es un hito que recorrió toda la región con una gran producción, afiches, señaléticas y promoción gestionada por el programa. Esta acción consideró también la creación de un libro compilatorio con los trabajos de los 18 artesanos que trabajaban con el programa y culminó con un nuevo reconocimiento del Consejo de la Cultura al grupo como "Cultores destacados". 

 

Desde 2015 comenzaron a gestarse los mayores reconocimientos por parte de la comunidad y la sociedad en general, lo que llevo a estas agrupaciones de artesanos a ser considerados como "Tesoro Humano Vivo", lo que permitió la llegada de nuevos fondos de financiamiento, invitaciones nacionales e internacionales y el fortalecimiento del colectivo de artesanos tanto económicamente como en su vinculación con las oportunidades que brindan las instituciones culturales públicas y privadas.