Esquema-LosMuermos.jpg

Comparte

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
Región de Los Lagos

Proyecto

Las flores

del mar

Las familias de la comuna costera de Los Muermos en la región de Los Lagos, que están afectadas por la pobreza, ven cómo la vulnerabilidad social y ambiental de su territorio se expresa en las dificultades para subsistir de actividades tradicionales como la pesca artesanal. Repensar qué y cómo recolectar, y qué producir y comercializar, están entre los problemas más urgentes que resolver. 


Las mujeres de la Cooperativa "Flor del Mar" tienen al cochayuyo como una fuente de ingresos y desde 2015 cuentan con el apoyo de los profesionales SERVICIO PAÍS, para fortalecer su economía familiar. 
 

Cuando los profesionales llegaron, ellas eran expertas algueras pero no lograban surgir con su actividad, así  el desafío fue dar valor comercial a su oficio. Elaboraban mermeladas y cochayuyo seco que vendían como aliño, y junto a los profesionales, mejoraron sus productos y se capacitaron en elaboración de cochayuyo confitado con miel y frutas gracias a un fondo de SERNAMEG postulado por SERVICIO PAÍS, que además les permitió comprar herramientas. 
 

El equipo SERVICIO PAÍS ha podido instalar los productos de estas mujeres en diversos negocios y ferias dentro y fuera de la región, apoyando sus planes de negocios, giras técnicas, promocionando sus alimentos como productos gourmet, y también en el mejoramiento de la imagen, diseño y presentación. En el futuro próximo el foco estará puesto en la comercialización a mayor escala y en sistematizar los procesos de producción para hacerlos más sustentable.
 

Pero este 2018 es aún más especial para las algueras. Un proyecto generado por SERVICIO PAÍS desde el año pasado, podría permitirles dar un gran salto en su desarrollo a partir de sus propios conocimientos y formas de vida. SERVICIO PAÍS tuvo la idea de liofilizar el cochayuyo y elaborar alimentos como barras energéticas, y se la presentó al Centro Acuícola Pesquero de Investigación Aplicada (CAPIA) de la Universidad Santo Tomás, para que este centro postulara con este proyecto al Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) administrado por el Gobierno Regional. El CAPIA se adjudicó el Fondo y gracias a los 100 millones de pesos que contempla está trabajando junto a las algueras en las pruebas de elaboración de barras energéticas para deportistas, en la compra del liofilizador, y en cómo hacer sustentable esta nueva e innovadora actividad.